+34 914 682 088

+34 917 267 484

+34 639 008 208

javier.puyol@puyol-abogados.com

m.querejazu@puyol-abogados.com

LA BIOMETRÍA Y LOS SISTEMAS DE RECONOCIMIENTO FACIAL

El reconocimiento facial constituye una nueva técnica basada fundamentalmente en una aplicación dirigida por ordenador que identifica automáticamente a una persona en una imagen digital. 

Esto es posible mediante un análisis de las características faciales del sujeto extraídas de la imagen o de un fotograma clave de una fuente de video, y comparándolas con una base de datos.

El reconocimiento facial es un complemento perfecto para su sistema de vigilancia existente, puesto que refuerza tanto la seguridad como la experiencia del cliente en tiempo real. 

El software de reconocimiento facial establece principalmente coincidencias entre los rostros del vídeo en tiempo real, y una base de datos con imágenes de las caras previamente almacenadas. 

Los rostros se categorizan en la base de datos según las necesidades de la aplicación: ya sea para control de acceso, detección de personas VIP o individuos buscados por la policía.

El objetivo de un sistema de reconocimiento facial es, generalmente, el siguiente: dada una imagen de una cara “desconocida”, o imagen de test, encontrar una imagen de la misma cara en un conjunto de imágenes “conocidas”, o imágenes de entrenamiento. 

La gran dificultad añadida es la de conseguir que este proceso se pueda realizar en tiempo real. El sistema identificará las caras presentes en imágenes o videos automáticamente. Puede operar en dos modos: 

a). La verificación o autentificación de caras: compara una imagen de la cara con otra imagen con la cara de la que queremos saber la identidad. El sistema confirmará o rechazará la identidad de la cara.

b). La identificación o reconocimiento de caras: compara la imagen de una cara desconocida con todas las imágenes de caras conocidas que se encuentran en la base de datos para determinar su identidad.

Por su naturaleza amigable, este tipo de sistemas siguen siendo atractivos a pesar de la existencia de otros métodos muy fiables de identificación personal biométricos, como el análisis de huellas dactilares y el reconocimiento del iris. 

Las técnicas de reconocimiento facial están basadas en la biometría. Biometría es la ciencia y la tecnología dedicada a medir y analizar datos biológicos. 

Dicha nueva técnica es una tecnología de identificación basada en el reconocimiento de características físicas, personalísimas e intransferibles de las personas, como por ejemplo, la huella digital, el reconocimiento del patrón venoso del dedo o el reconocimiento facial.

Los datos biométricos según el nuevo Reglamento 2016/679 de Protección de datos de la Unión Europea son aquellos datos personales obtenidos a partir de un tratamiento técnico específico, relativos a las características físicas, fisiológicas o conductuales de una persona física que permitan o confirmen la identificación única de dicha persona.

La biometría es un excelente sistema de identificación de la persona que se aplica en muchos procesos debido a dos razones fundamentales, la seguridad y la comodidad.

Esta nueva técnica se usa para poder identificar y autenticar a una persona usando un conjunto de datos reconocibles y verificables únicos y específicos de esa persona.

La identificaciónresponde a la pregunta: “¿Quién es usted?

En este caso, la persona se identifica como una entre un grupo de otras (coincidencia 1:N). Los datos personales de la persona a identificar se comparan con los datos de otras personas almacenados en la misma base de datos o posiblemente otras bases de datos vinculadas.

La autenticaciónresponde a la pregunta: “¿De verdad usted es quien dices ser?”.

En este caso, los datos biométricos se utilizan para certificar la identidad de una persona mediante la comparación de los datos que proporciona con los datos pregrabados de la persona que dice ser (coincidencia 1: 1).

Para que un software de reconocimiento facial funcione tiene que pasar varias fases:

a). La detección: se captura el rostro de la persona que se va identificar en el dispositivo elegido.

b). La extracción de características faciales: el programa obtiene la información biométrica de los rasgos faciales, que conforman el denominado patrón biométrico facial.

c). La comparación: se coteja la información biométrica lograda con las existentes en una determinada base de datos. Como resultado se obtiene el porcentaje de similitud de la persona a identificar con los almacenados en dicha base.

d).La toma de decisión: se identificará el rostro como el que mayor porcentaje de similitud ha obtenido de los consultados, a partir de un umbral de coincidencia muy elevado.

No obstante todo ello, hoy en día ha surgido la polémica con relación a este tipo de técnica, en lo referente al hecho de que los sesgos programados en el software de reconocimiento facial pueden implicar o llevar consigo que las personas transgénero y de género no conforme puedan no ser capaces de usar unos avances en este ámbito de actividad y en el uso de esta técnica del reconocimiento facial que, al menos nominalmente, tienen la intención de facilitar la vida de las personas y, lo que es más importante, pueden ser discriminadas y malinterpretadas, o identificadas incorrectamente por el software que se usa en este tipo de aplicaciones.

Pero en todo caso, es completamente previsible que, en la medida en que siga siendo necesario verificar con detalle la identidad de los individuos que pretenden acceder a determinados espacios físicos o servicios digitales, el género/sexo biológico (al margen del estatus administrativo o social) siga siendo utilizado en el futuro como un factor a analizar.

Javier Puyol

Magistrado Excedente

Consultor TIC’S